Seguidores

domingo, 26 de diciembre de 2010

Cap.59

-¡Dylan D´Luna!- grite mirando el desorden que había en la sala al entrar- ¿Donde esta mi prometido?.

Parecia como si hubo una pelea allí.

-No estan- respondió una de las sirvientas.

-¿Que paso Nina?- le pregunto Teresa al entrar.

Todas nos quedamos mirando el desastre.

-El joven Dylan y el señor Louse lo han "Secuertrado" pero no se a donde lo han llevado- respondió.

-Despedida de soltero- murmuro Teresa.

-¿Que?- dije yo.

-Vamos es genial, en realidad ahora tenemos toda la masion para nosotras- dijo Norma, bueno y los niños, dijo mirando al pequeño Stefan que jañaba de mi pelo.

-Se lo llevaron a Londres, estoy segura- dije yo..

PenHouse de soltero + Dylan D´luna+ Despedida de soltero

No queria penar la respuesta.

-Todo estara bien- me dijo Bry poniendo su manos sobre mi hombro.

-Entonces nosotras haremos nuestra despedida para Sol- dijo Teresa.

-Nada de despedidas- dije yo histerica.

Alessandro empezo a llorar en brazos de Teresa y Stefano no tardo en secundarle..

-No...No...- dije mientras tomaba a Alessandro y le limpiaba una lagrima con un beso, al igual que a Stefano...

-Han de tener hambre, voy a darles sus mamilas, Nada de despedidas- rectifique y fue hacía nuestra habitación.

Allí habiamos instalado una cuna enorme color blanco junto a la cama, un mini refrigerador y un microondas para no tener que ir hasta la cocina ha preparar la leche.

Coloqué  a los niños en la cuna y prepare las mamilas, le di a Stefano y Alessandro que con sus diminutas manos las tomaron y empezaron a tomarla...

Al poco tiempo ya estaban dormidos...

Eran unos angeles, tenina mi naris y color de pelo pero los ojos, eran hermosos...

Cerré la puerta con cuidado y bajé...

-No...No....No- dije.

-Sorpresa- gritaron todas.

-No- grite yo- Lo tenian todo planeado ¿verdad?- les acuse mientras me tapaba los ojos, no queria ver.

-Oh vamos- dijo Norma tratando de apartar mis manos de los ojos- No contabamos con poder meterlos a la casa sin que los vieras, los gemelos nos dieron una buena excusa-

-No, ¡Quiero que se vayan!-

-Vamos, si Dylans e lleva a Romeo a Londres, proque no podemos hacer esto- dijo Teresa.

-Ni hables Teresa tu no quisiste una despedida de soltera- dije yo apretando los ojos.

-Chicos toda suya- dijo Norma.

-No, no no- dije yo.

............    ............   ...............    .............

Huuuuy- gritaban.

No podía creerlo, mi madre estaba haciendo aquello...

Estba en una silla en medio de la sala, con tres hombres bailandole, ella gritaba como adolescente mientras ponía sus manos en lugares que no quiero mencionar...

-Voy a ver como estan los niños- dije yo tratando de encontrar una excusa.

-Nina los cuida- dijo Norma- ¿crees que dejaria que Jaime viera algo así?- dijo ella y estiro la mano para atrapar una camisa.

-Nada de strippers-

En realidad mi madre se la estaba pasando bien al igual que Bry, pero lo que era Teresa aunque gosaba torturandome de esta manera y Norma, no mostraban ningun interes en los guspos italianos que le bailaban a mi madre.

-Dios Mio, te dara un ataque- dije a mi amdre riendo.

-Chicos chicos creo que ya es sufisiente por hoy- dijo Teresa y se apago la musica.

Gracias a Dios, esperaba que a Dylan no se le hubiera ocurrido lo mismo...


.........     ..........    .........     ............     ...........

Turu ru ru ru ru ruuuu.....

Jajajaja! bueno, penultimo capitulo!!! El siguiente sera el final T_T

Un aviso!! por favor lean y sigan mi nuevo blog----------http://my-little-own-wolrd.blogspot.com/

Es importante para mi y creo que les va a gustar!!

Comenten!!! Pliss!!

jueves, 23 de diciembre de 2010

En vista de que ya se va a terminar.

Hola, bueno, como ya les había dicho en capitulos antes, esta historia esta a punto de terminar y tambien en mi otra historia, me creo otro blog, donde llevo algo de tiempo trabajando.

Se llama: El pequeño mundo de Agueda.

Creo que muchas se van a sentir identificada con ella, en la pagina ya esta la sipnosis y me gustaria que me siguieran y empezaran a leerla.

Es muy importante para mi.

Aqui esta el link: http://my-little-own-wolrd.blogspot.com/.

Comenten plis!

Las quiero

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Cap.58

-Bienvenidos- decía un enorme letrero hecho en tela y pintura..

Sonreí llena de alegria, habíamos vuelto a Florencia, con Alessandro y Stefano, y nuestra familia nos había resivido con una fiesta privada, allí estaba mi madre y mi padre, Bry, la madre de Romeo, Teresa, Louse, Norma, Jaime y Dylan...

-Perdona la manta, entra las cuatro y Jaime la hicimos- dijo Norma sonriendome.

-Es hermosa- dije yo sonriendoles.

Yo tenía a Stefano en mis brazos mientras que Romeo trataba de hacer dormir a Alessandro.

-No vas a conseguirlo- dijo mi madre con cariño en sus ojos- Sol solía dejarme desvelada por tres días seguidos, quiere a su mamá- dijo.

Romeo frunció el ceño pero me lo dio y yo le di a Stefano.

¿Como habíamos elegido los nombres?, habíamos dicho que el primero se llamaria Alessandro y hací lo hicimos Stefano era un nombre que me gustaba a mi.

Pero Alessandro no queria dormir.

-SUpongoq eu tengo que cansarlo de alguna manera- dije yo sonriendole- Papá ¿Te gustaría cargarlo?- pregunté, él solo asintió y tomó al niño con cuidado.

Romeo le entrego a Stefano a su madre.

-Foto, foto- dijo Teresa y Norma saco una con al camara digital.

-¿Como pueden diferencia uno del otro?- pregunto Louse abrazando a su esposa.

Yo y Britanny compartimos una sonrisa complice.

-Una madre siemplemente lo sabe- respondimos al mismo tiempo.

-Ahora si, es tiempo de hablar de boda- dijo mi madre mirandome con atención.

-Por el amor de Dios, mamá- exclame.

Romeo se rio y todos también.

-Yo ya le había pedido a Sol que se casara conmigo desde hace mucho- dijo y yo le enseñe el anillo que llevaba en el dedo- Solo que los planes se han atrazado- dijo él sonriendo.

Yo me ruborice mientras que los demas reiran.

......................................................................................................

7 meses despues.


-Es increible como no tienes rastros del embrazado- dijo Norma- No sabes cuanto luche para que no se me notara a mi- luego me miro detenidamente- No no creo que sea tu estilo.

-Ni yo, en realidad me siento como un pastel- dije sonriendole.

-En realidad creo que deberiamos de ir a Milan o a Francia- tercio Teresa- Inglaterra si deseas.

-Esta bien, no necesitamos ir tan lejos- dije yo mirnadome en los espejos de diferentes angulos- ¿Que piensan mis amores?- dije mirando a mis hijos que estaban en los brazos de sus tias.

Sus ojos verdes vagaban por toda la espaciosa invitación mirando a los modistos especulantes.

La noticia del nacimiento de mis hijos había sido el hit y acpetamos más de medio millon de euros por una sesion fotografica, entrevistas y ahora todo el mundo peleaba por querer diseñar mi vestido de novia.

Pero yo queria escogerlo...

-¿Que es lo que esta buscando especificamente?- dijo una joven amable.

-No se, algo como no tan moderno pero ni tan antiguo, que tenga una cola no tan larga- me encogí de hombros.

Se mordió los labios y luego sus ojos negros brillaron.

-Tengo lo que necesita- dijo y salió corriendo.


Me miré de nuevo en el espejo....Me iba a casar.....Bueno no era una novedad pues todo el mundo lo esperaba y Romeo y yo ya llevamos más de un año comprometidos..

Pero aun así me entusiasmaba la idea más de lo que imaginaba..

-Aqui esta- dijo la joven.

La acompañe para que me ayudara a ponermelo.

.....   .....   ....

-Es perfecto- dije mirnadome y busque la mirada aprobatoria de mis acompañantes, solo me miraron facinadas.

El vestido era como lo queria, no era tan moderno ni anticuado, strapless y se veia como en capas desde la cadera que se hacían una sobre otra más largas y un velo enorme...

-Wow- dijo Norma..

-Es este- dijo Teresa.

Stefano reclamo la atencion de su tia Norma jalando su pelo.

Sonreí satisfecha...

...............................................................................................................

A dos capitulos de terminar!! no puedo creerlo, se que he estado ausente, lo siento....

Comenten mucho pliss!!!

Les dejo la imagen del vestido de novia.

 

jueves, 16 de diciembre de 2010

Cap.57

-No, espera no- dijo Romeo ansioso moviendo las manos nerviosamente.

-Romeo- dije yo- Mirame a los ojos- le dije el obedeció- Calmate todo estara bien.

Mucha convincción que yo no tenía.

-Ok, ahora ve por Dylan, Norma y no sé- dije yo nerviosa también, mientras que las contracciones se iban haciendo más regulares.

Romeo dudo todavía unos segundos más pero después asintió y salió de allí.

Lo único que se me ocurrió fue llamar a mamá por su celular, de seguro estaba en Australia..

-Si- se escucho.

-Mamá- casi gemí.

-¿Sol?, Cariño que gusto oirte- dijo ella- Lamento no haber llegado a la boda de Teresa, pero se nos vino un imprevisto, ahora estamos en Alemania, se supone que estabamos en Australia, pero ese fue el imprevisto...

-Mamá, Dios Mio, escucha, estoy de parto- le solté.

-¿Que? ¿Que? Sol, espera tranquila, amor, Oh Dios Mio- dijo ella.

-Mamá, solo queria decirte esto.....- y apareció Dylan aun con el traje puesto, y detrás de él Norma, la tía Edna de Romeo, Teresa aun vestida de novia, Norma despeinada...

Se quedarón mirandome por un minuto cuando una contracción fuerte me cruzo el vientre.

-¿Alguien puede hacer algo? ¿Por lo menso llamar a un medico?- grite yo sujetandome el vientre.

Y se pusieron en acción, prendieron la luz y Dylan llamo por telefono a algun hospital mientras que Roemo me tomaba en brazos...

-¿A donde me llevas?- le pregunte sorprendida mientras bajabamos hasta el sotano.

-Te llevo al hospital, a menos que quieras dar a luz en la cama del hotel- dijo él.

Me subió con cuidado al auto y arranco...

..................   .........................  ...............................  .......................   ....................

Pensé que me desmayaría en ese momento.

-Vamos, tu puedes- decía Norma mientras le sostenía la mano a Sol y yo al igual que ella solo podía mirarla...

-Romeo respira- me dijo Sol antes de gritar de nuevo.

-Uno, dos tres, Ahora- dijo el doctor y ella pujo....

-Estamos cerca- dijo él- ¿Que es esto?- pregunto y yo me alarme...

El llanto invadio la estancia, suspiré de alivió...


-Papá, ¿Quieres cortar el cordón?- pregunto y yo solo asentí...


No puedo explicar la sensación que me invadio al hacerlo..


-¡Doctor!- grito Sol.


-Puja, puja- le dijo mientras volvía su atención..


-¿Que? Espere ¿Que?- dije sorpendido.


-Son dos- dijo.


Bueno, era suficiente y cai en inconciencia....


.......................................  .................................................  .......................................


-Romeo-

-Romeo- alguien me movió...

-Dos, Dios Mios, son dos- murmuré volviendo a mi...

Era Dylan miré alrededor y vi que estaba en un cuarto y todos vestidos de galá alrededor...

-El padre no pudo soportarlo- dijo Teresa muerta de la risa- Te desmayaste en medio parto.

-Que gracioso- dije yo incorporandome- ¿Como esta Sol? Tengo que ir con ella...

-No te preocupes, los niños estan bien y ella también, ahora los traeran- dijo Dylan.

-Pensé que eras más fuerte cuñado- dijo Louse.

-Bueno, ya veremos cuando estes en mi lugar- lo rete..

Miré el cuadro que haciamos, todos estaban todavía en la fiesta cuando baje corriendo a buscarlos, por lo cual ni tiempo les dio de cambiarce de ropa, mi hermana con un enorme vestido de novia y todos de traje al igual que yo..

-Hay vienen- dijo y yo miré fijamente la puerta cuando se abrió para resivir a Sol, sentada en un silla de ruedas y dos vultos a ambos lados..

Me acerque con paso vacilante y vi los ojos de Sol, llenos de dicha y lágrimas...

-Eran dos, Romeo, dos- dijo ella con la voz embargada por la emoción..

-Mi amor- dije yo inclinandome para rozar sus labios.

-Tomalos- dijo ella..

Y abrí mis brazos para resivirlos, mis hijos..

Tuve miedo de que al verlos tan fragiles en mis brazos fuera a hacer un movimiento tan brusco que los lastimara o molestara pero fue como si yo fuera hecho para ellos..

Tomé a uno y lo coloque con cuidado para poder cargar al otro, tenían los parpados cerrados, pero se notaban las espesas pestañas y sus caquetitos regordetes estaban rozaditos, sus labios eran color rosa y tenían poco pelo, pero era de color castaño...

Y uno bostezo abriendo su pequeña boquita en una O y parpadió un par de veces...

Las lágrimas resvalaron por mis mejillas de felicidad mientras miraba a mi familia...

-Tienen tus ojos- dijo Sol mientras que el niño los abría lentamente, el otro pequeño no tardo en despertar...

-Mis ojos- dije yo inclinandome para besar sus pequeñas cabecitas- Nuestros hijos...

.....................................................

Ver a Romeo con nuestros hijos en brazos era lo más bellos que había visto, todos allí estallaron en aplausos..

Resople...

Dos...

¿Como era que no nos habíamos dado cuenta con toda la tecnologia que había de que eran dos?..

Gemelos...

Bueno suele pasar...

Dos...

Era dificil acostumbrarse a la idea...

Era madre, era madre de los hijos de Romeo, dos vidas que eran el producto del amor más puro, dos vidas que eran en parte mia y en parte de Romeo..

.....................................................................................................

Dos, dos, dos, Dos mini Romeos!!!

Hahahahah
 Comenten mcuho este es un capitulo muy importante y uno de los finales!!! 

lunes, 13 de diciembre de 2010

Cap.56

Los novios se tomaron de las manos y empezaron a caminar para la puerta, Norma tomó a el niño en brazos y tomó el brazo de Dylan siguiendo a los novios y Yo me reuní con Romeo y también lo tomé del brazo.

-Ella se ve hermosa- murmuré limpiandome los ojos las pocas lágrimas que me quedaban.

-Si- sonrió él y nos enfrentamos a las camaras.

"Sonrian, sonrian", nos gritaban...

Romeo les dio la cara yo yo sonreí como pude a su lado saludando a la gente después entramos a una limusina la cual nos llevaría al hotel donde ya estaba lista la recepción.

-¿Te encuentras bien?- pregunto Romeo.

-Si, no te preocupes- dije yo.

-No puedo esperar a tenerlo en mi brazos- dijo él.

-Yo lo llevó por 8 meses, si todo sale como lo tenemos planeado en menos de un mes lo tendrás- le sonreí  a mi prometido.

-¿Sabes que Celebrity nos ha ofracido tres millones de dolares por las primeras fotos del bebé?-

-No, no lo sabía-

-Me han llamado esta mañana-

Fruncí el ceño.

-Se lo que piensas y por ello los rechace, yo tampoco quiero que el nacimiento del niño sea un circo- dijo él acariciendome la mejilla.

-No, quiero que sea privado- dije yo agradeciendo que me conociera tan bien.

Y el chofer abrió la puerta para que yo saliera a enfrentarme a las camaras, Romeo también se apresuro a salir y me tomó del brazo.

Los reporteros querian saber detalles de nuestra boda, así como del nacimiento del bebé, querian saber su nombre, sexo, todo...

Yo solo sonreía y Romeo decía, sin comentarios, mientras entrabamos a la privacidad del hotel.

Todos reunidos allí, de traje y etiqueta brillaban las estrellas más brillantes de Italia y el mundo...

Romeo me condujo a un salón más privado donde estaban unas cuantas personas, allí se encontraban Dylan, Norma y el niño hablando con ellas.

-Romeo- exclamo una chica de algunos 15 años abrazandolo.

-Hola, Tiffany- dijo acariciando su pelo.

Me fije bien en la chica, tenía los ojos de un negro intenso enmarcados con largas pestañas que resaltaban más sus ojos, el pelo negro y rizada le llegaba casí a los hombros...

-¿Ella es Sol?- pregunto.

Yo le sonreí y le estreche la mano.

-Si, ¿Y tu eres hermana de Dylan?- pregunte, pues el parecido en los ojos era inconfundible.

-SI- dijo ella meneando la cabeza y los rizos saltarines se dispersaron por todos lados.

-Ella es la unica hermana de Dylan, Él es su padre- señalando a un hombre de piel tostada y ojos cafes- Era hermano de mi padre.

Él hombre me saludo muy amablemente y note el parecido de Dylan a él.

-Ella es mi esposa- dijo dirigiendose a la alta mujer de pelo largo y ondulado, con los ojos negros y piel blanca.

-Un gusto Sol, estamos anciosos de tener un pequeño a nuestro alrededor- me sujeto la mano con mucho amor.

Yo le devolví la sonrisa.

-La tía Edna- una mujer regordeta pero muy simpatica- Y sus hijos Tommy y Seth- dijo mientras les estrechaba las manos a los dos chicos más o menos de mi edad, que eran de la composición de Romeo y de pelo color castaño rizado- Tía Edna era hermana de mi madre.

-Al parecer toda la familia D´luna tiene una elegancia inata- dije yo.

-Y claro que nuestro sobrino no será una excepción- dijo el padre de Dylan.

-Y aquí llega la feliz pareja- se anunció y todos levantamos la vista para ver aparecer a Louse y Teresa.

Todos aplaudimos llenos de gozó de ver una pareja como ellos, un final feliz.

Llegaron a donde estabamos y los fotografos nos sacaron fotos a toda la familia.

Me encantaba sentirme parte de toda la familia, de los primos y tios de Romeo, se aceptada al igual de nuestro hijo.

La fiesta se iba desarrollando con exito, el enorme pastel fue cortado por la radiante pareja y la pista de baile fue abierta por los novios, después yo baile con Louse mientras Teresa bailaba y lloraba en el hombro de su hermano.

-Hasla feliz- le susurre a Louse.

-No tienes que pedirlo dos veces- dijo él sonriendo triunfalmente.

Así se fueorn turnando los parientes de él y ella, yo baile un poco con Romeo pero me fatigue y volvimos a la mesa.

Me senté con cuidado mientras que la espalda me empezo a doler....

-¿Estas bien?- pregunto Romeo con ansiedad.

-En verdad no, ¿Podemos ir a mi habitación?-

-Claro-

Discretamente salimos de la recepción y volvimos a mi habitación, me quite con cuidado el vestido y también el maquillaje y me metí en la cama, Romeo solo me contemplaba.

-¿Vas a quedarte?- pregunte un poco adormilada..

-Si- dijo el besando mis ojos ya cerrados..

..........................................................................................

La incomodidad se volvía mayor mientras que sentía que mi vientre iba a explotar pues las contracciones...

Espera contracciones....

Me incorpore tratando de guardar la calma mientras retiraba las sabanas...

Esto no es bueno, esto no es bueno...

Miré el reloj de la mesita las 4 y media de la mañana...

Romeo estaba tumbado a mi lado con los ojos cerrados...

Tranquila, tranquila...

-Romeo- susurré- Romeo.

-Ummm- fue la respuesta que tuve.

-Romeo- lo moví una más.

-¿Pasa algo Sol?- pregunto abriendo los ojos poco a poco en la penumbra de la habitación.

-Si, creo que es hora- dije yo tratando de no sonar tan asustada como estaba.

-¿Hora? ¿Hora de que amor?- todavia no volvia a su concinete.

-Hora, hora de almorzar no- la voz se estaba llenando de histeria- ¡Se me ha roto la fuente!- dije muy fuerte y me tape la boca con la mano.

Romeo se incorporo rapidamente....

....................................................................................................................

Tengo una buena y una mala noticia! cual quieren? Bueno como yo prefiero las malas primero y despues las buenas les dire.


La mala es que se termina la historia! Si, esto esta a capitulos de acabar!


La bueno! es que no pienso abandonar el blog y estoy pensando nuevas ideas para remodelarlo y escribir otra historia!!!


Bueno, aparte de eso!! el momento que muchos esperaban! el nacimiento del primogenito!! wiii!!


Comenten mucho!


LAS QUIERO!!



sábado, 4 de diciembre de 2010

Cap.55

Toda la familia D´luna, estaba reunida en el gran salón, aparte de los diplomaticos y gente famosa que fue invitada a la gran celebración de bodas de Teresa D´luna y Louse Andrioleni.

Roma se engrandecía esa noche, todo estaba listo, la capilla sixtina había sido decorada con flores y el altar estaba listo, la novia en su cuarto de hotel, el cual había sido alquilado completamente solo para los invitados y la resepción estaba nerviosa.

-¿Y que si me deja plantada?- dijo ella nerviosa mientras su pelo rubio se movia un lado al otro por su espalda.

-Todo estara bien- dije yo tratando de calmar sus nervios- Louse te ama más que a nadie en este mundo-

-Pero puede cambiar de opinión- dijo ella.

-Si sigues así, vas a maltratar este hermoso vestido- le dijo Norma que lucia un hermoso vestido color carne hasta la abajo, con un collar de diamantes y los aretes tambien de diamantes en forma de gotas, el pelo negro y espeso estaba dejado suelto y en su forma natural.

Yo tambien llevaba un vestido del mismo color y en comparación a Norma que lucía una figura espectacular yo me veía encantadora con mi vientre inflamado, mi pelo tambien había iba peinado suelto y con un poco de risos sueltos al final.

-Lo sé, lo sé, necesito tranquilizarme, ¿Tengo puesta bien el velo?- pregunto.

-Te vez hermosa- le afirme yo.

Era verdad, un sutil velo le cubrí el rostro y sus ojos brillaban llenos de lágrimas de felicidad, las pestañas resaltaba sus ojos y el color crema de su piel era terso y suave, el vestdio era enorme pero se ajustaba a su fina cintura, sencillo peor la hacía lucir hermosa.

-Es hora- anunció Norma que ya traía al encantador Jaime en brazos.

El sería el niño de las argollas de matrimonio que eran de platino con diamantes incrustados.

-Vamos- le anime tomandola del brazo, ella asintió y salió del cuarto.

Ella iría en una limusina y Norma y Yo iríamos en otra aparte, Romeo y los chicos ya deberían de estar en la Capilla.

Salimos del hotel y las camaras se dispararon y los reporteros nos acosaron, solo que la familia D´luna había contratado un equipo de seguridad para cada uno.

Las limusinas ya nos esperaban nos despedimos de Teresa y subimos a la nuestra con cuidado.

-Tía Sol, te vez linda- me dijo Jaime.

-Gracias, tu te vez adorable- le dije pelliscandole una mejilla, el niño se colgó del cuello de su madre.

-Esto va a ser uan locura, ¿Quien pudiera pensar que hace tres años tu y yo pudieramos estar en una boda así?- dijo ella- Y mas de damas de honor.

-Lo sé, pero todavía falta la mia- dije yo sonriendo.

Ella asintió.

-Lo supé- se digno a decir unos momentos después.

-¿Saber que?- pregunte yo.

-Que Dylan esta enamorado de ti- bajo la mirada.

Tragé saliva.

-Pero tu eres su pareja hoy, sería un tonto si no se enamora hoy de ti- le anime con una sonrisa un poco nerviosa.

-¿Tu crees?- pregunto.

-Eres como mi hermana, estoy segura- dije yo.

Ella me devolvió la sonrisa.

Después de unos 5 minutos, pues estabamos escoltados por la policia, llegamos a nuestro destino.

-¿Que es esto?¿Una boda o una alfombra roja?- se rió nerviosamente Norma al ver todos los fotografos y camarografos.

-Aquí llegan las damas de honor, Sol Forester, prometida Romeo D´luna y Norma Sanchez mejores amigas de la novia, también el hijo de Norma, el pequeño encantador que será el niño de las argollas- decía una reportera cuando pisamos el suelo.

Recorrímos todo el pasillo hasta la entrada, yo buscaba a Romeo con la mirada y lo encontre esperandoa su hermana al bajar de la limusina, sonreí y me volví a Norma.

-¿Lista?- pregunté.

-Si, Jaime ya sabes que tienes que hacer- le dijo a su hijo.

-Si mami- respondió el niño.

Dylan nos dio alcancé en la puerta tomando el brazo de Norma.

-Se ven encantadoras- nos alagó.

-Gracias- dije yo, nos entrego nuestros ramos que eran rosas blancas, solo rosas blancas-¿Listo campeon?- le pregunto a Laime tomando al niño en brazos.

-Si- le sonrió este.

Mirandolos así, parecían una familia feliz, el niño enfundado en un traje de etiqueta con moño negro al igual que Dylan, se veían guapisimos.

-Primero vas ti Sol- dijo él.

Asentí un poco intimidada y me posicione en mi lugar, una musica de piano sonó, era mi señal..

Mas de trecientos invitados se volvieron amirarme y yo lo unico que quería era no tropezar o hacer algo ridiculo, gracias a Dios ya no soportaba los tacones así que llevaba zapatos de piso, todos se consentraron en mi hasta que llegué al lado del altar, de allí me siguieron los pasos Dylan y Norma, que entraron del brazo, ella se posiciono a mi lado y Dylan al lado de Louse que trataba de que el nerviosismo no se le notará, nos sonrió y después la marcha nupcial tocó, era una orquesta entera la que lo hacía y allí estaba Teresa, tan bella y radiante del brazo de su hermano, los ojos verdes le brillaban de orgullo al llevar a su hermana al altar y en su traje negro se veía hermoso.

Ese hombre era mio..

Llegaron al altar y allí Louse le levanto el velo a su novia y Romeo tomando la mano de Teresa se la entrego a Louse..

Las lágrimas salieron de mis ojos en silencio, las bodas siempre lograban emocionarme, miré a los ojos a Romeo..


La boda se festejo como una boda traicional, los novios intercambiaron votos y Jaime les dio los anillos y ellos los intercabiaron y en un ceremonial "Los declaro marido y mujer" de parte del cardenal se unieron en un beso.

Afuera se escucharon fuegos artificiales que iluminaban el cielo de esta noche de abril, anunciandole a Roma y a todo el mundo la union de una pareja que se amaba.

................................................................................................................

M he agotado las ideas para mi boda ideal, me base en lo que yo pienso que sería una boda digna de una princesa y es que aprecio mucho a Teresa, bueno a su personaje, al fin es la hermana de Romeo, hahaha.

Bueno todavía falta la fiesta!!! 

Espero que les guste!  Bye
 

lunes, 29 de noviembre de 2010

Cap.54

Los dos meses siguientes se pasaron rapido, entre las visitas de nostros amigos, como el Principe William anunciando su comrpomiso, o Norma y Teresa, la cual planeaba su gran boda..

Yo veía los cambios en mi, como el enorme vientre que traia, los mareos, los antojos y como Romeo se preocupaba por cumplirlos uno a uno..

Disfrutaba de la maternidad como nadie lo ha hecho, con el hombre de mi vida a mi lado y una hermosa familia que nos apoyaba.

Sabía que los meses estaban abanzando y cada día pensama más en ello..Pensar que pronto tendría un hermoso bebé a nuestro lado me llenaba de dicha y sentirlo moverse dentro de mi, que Romeo inclinara su cabeza y besará mi vientre me hacía sentir más plena que nunca.

Bry, así es como llamabamos a la madre de Romeo, también estaba emocionada por la noticia, esa noche estabamos cenando en el piso, los tres juntos.

-Bueno, tengo algo que darles- dijo ella un poco ruborizada.

Nosotros la miramos esperando cuando sacó una cajita pequeña con un moño color dorado encima.

-Vamos Sol, abrelo- me lo tendió y yo lo tomé un poco insegura pero llena de dicha.

Esperaron a que mis torpes manos lo abrieran, era un hermoso par de delicados zapatitos tejidos en color verde, con listones en el mismo color que hacían un diminuto moño, había también otro par que pero en color azul, identicos a los otros.

-Los teji para mis hijos, solo que nunca se los pude poner, espero que tu si- dijo con los ojos bañados en lágrimas.

Yo me paré instantaneamente y la abracé.

-Muchas Gracias- le dije.

-A ti-

Guardé con mucho cuidado los zapatitos en las caja y los guarde; después de media hora Bry se retiró.

-Al fin solos- dijo Romeo besandome en la sien.

-Romeo- le dije mirandolo a los ojos.

-¿Si?-

-Tengo un capricho- le dije.

-¿Cual es su majestad?-

-Quiero volver a Florencia-

.....................................................................................

Debía de suponer uqe él haría hasta lo imposible por partir esa misma noche, así que trate de convencerlo que sería mejor esperar hasta mañana, no fue dificil después de dos besos.

La razón es que yo quería que nuestro hijo naciera en la misma casa en la cual el había crecido, pues era parte de nosotros.

Todos se alegraron mucho por nuestro regreso, como era de esperarce también, adoraba volver a ese lugar, a esa hermosa casa blanca llena de rosas y árboles.

Ya todo estaba bien, me constataba mientras Romeo tomaba mi mano y me besaba la mejilla, ya todo estaría bien, mi familia, mis amigos, mi prometido, mi hijo, mi vida...

Louse y Teresa planeaban la boda más enorme de la cual había escuchado, pensando en transladarce a Roma para que se llebara  acabo en la Capilla Sixtina, nos contaban mientras nos poniamos al tanto de todo en la espaciosa sala.

-El vestido de novia esta listo, y Sol- me dio Teresa con los ojos azules llenos de ilusion, me pregunte si ese seria mi aspecto este ultimo tiempo- Me encantaría que fueras una de mis damas de honor- dijo tomandome de las manos.

-SI no te importa que tenga como tres balones inflados adentro- dije yo.

Ella me sonrió y Romeo gruño, sabía lo que pensaba.

-Te verás hermosa, además Norma también será- dijo.

El pequeño Jaime corría por la casa hasta que Dylan lo atrapo en los brazos y el niño riendo se colgó a su cuello.

Eso me hizo muy feliz, cuando me encantaría que él se enamorara de Norma...

-Claro que si Teresa- acepte.

Ella me abrazo y después Louse la beso.

-Bueno, bueno, ¿Y ustedes ya han pensado en su boda?- pregunto Norma.

-Claro- respondió Romeo.

-Creo que esperaremos hasta que nasca el bebé- secundé.

-Seguro tendrá los ojos de Romeo- aposto Louse.

-Claro que No, los de Sol- contradijo Teresa.

-El cabello será el de Sol- terció Norma.

-Pero tendrá el color de piel de Romeo- dijo Dylan.

Y allí me tenían riendo y llena de felicidad, rodeada de las personas que amaba y sobre todo con el amor de mi vida...

Me incliné a Romeo y le susurré al oido.

-Tu sei l´amore dela mia vita-

Y sin decir más me besó.

.....................................................................................................................

OK esto me sonó a final de telenovela, pero no se preocupen todavía falta, hahaha, se que las deje esperando pero al fin me llego la inspiración para escribirlo, me parece como mágia crear escenas así.

Bueno, mie stado de animo mejoro algo, hahaha pero todavía tengo que trabajar en ello.

Las quiero!!!

Bye

comenten!!

jueves, 25 de noviembre de 2010

Perdon

Hahha creo que no he durado ni tres días si publicar, pero ya llevo más de una semana y es que simplemente no puedo escribir de amor.

Me deprime mucho, es como si el aire no estuviera y me ahogo, así que me esta doliendo mucho ver a una pareja como Romeo y Sol, que aunque yo lo escribi es como un recuerdo y no me gusta recordar ahora, ya llevo la mitad del capitulo, pero aun así no lo voy a publicar, espeor poder hacerlo pronto, o hasta que mi estado de animo mejore!!

Los quiero y lo lamento mucho.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Cap.53

Las manos me temblaban...

Uan violación, yo y Brad habíamos sido producto de una violación.

-Romeo, yo no quería que tu lo supieras, yo no podía arriesgarlos a una vida llena de miseria, así que antes de que nacieran, contacte a una familia, estaban encantados, pero no sabía que la agencia los había dado en adopción a ambos por diferentes lados-

-¿Sabes quien era?- pregunté, quería saberlo.

Ella se limió las lágrimas aunque era imposible hacerlo, pues eran remplazadas rapidamente por otras.

-El hermano de una amiga mia, yo era una chica aplicada, así que gane una beca en Harvart, mi madre era paralitica y necesitaba muchos cuidados y mi padre un drogadicto, el cual murió de una sobre dosis a los 32 años, mi casa era pequeña, no más de dos camas y un baño, yo dormia en la sala- trataba de no llamar mucho la atención, pues estaba al tanto de los camarografos y las personas que miraban hacía nosotros- Ella era mi unica amiga, pero su hermano era tambien drogadicto, nunca me calló bien y trataba de ignorarlo cada vez que iba a la casa de Elisa, esa noche era de junio..

Se calló cuando vino alguien a juntar la taza que había roto y limpiar el desastre, me sirvieron mas cafe y unos pastelillos, ella tomo cafe y se estremeció.

Yo tenía mis ojos fijos en ella, en sus facciones, en como sus ojos estaban llenos de dolor al recordar.

Me dieron ganas de abrazarla, de decirle que estaba bien, que todo ya había pasado.

-Era junio y examentes finales de tercer grado, y aunque me faltaba todavía un año Harvart ya había confirmado mi beca al cien por ciento, yo estaba feliz y había ido a la casa de Elisa a festejar, una charla se alargo a altas horas de la noche, así que salí, no sabía que él me estaba siguiendo.

Yo cada vez me tensaba más, noq uería escucharlo pero necesitaba saberlo.

-Todavía faltaba mucho para llegar a casa y atravece un parque vacio, allí fue donde por sorpresa me tomo por la cintura, él era mucho más alto que yo y de una confección pesada y fuerte, no hice mucho cuando me golpeo contra un árbol, solo recuerdo pedir ayuda- la voz se le ahogo meintras yo luchaba por contener las lágrimas.

-Después de eso, me acosaba y yo estaba aterrada, cuando me enteré que estaba embarazada sabía que no era culpa de mi bebé, así que me juré protegerlo contra todo, pero él se enteró, me presionaba para uqe abortara, hasta nos amenazo de muerte diciendo que si ustedes nacian él mismo los mataría, la universidad me retiraria la beca si se enteraba y yo trabajaba de cartera, necesitaba el dinero para mantenerme a mi y a mis padres- ella contuvo un sollozo y las lagrimas no cesaban de salir de sus ojos e inevitablemente acaricie su mejilla limpiandola de las gotitas cristalinas.

-Me despidieron de mi trabajo y empecé trabajando en la escuela, no la abandone a pesar de las burlas de mis compañeros y el despresio de algunos padres de familia, Elisa no sabía nada de su hermano, logré mantener a mamá y papá se fue de la casa, pero aun así yo no quería que sufrieran la miseria, ustedes se merecía más y yo me juré protegerlos, Will estaba dispuesto a matarlos, yo no lo permitiría- Me di cuenta de que ella no quería mencionar su nombre.

-Mamá murió tres meses después de su nacimiento, ella los adoro desde el primer momento en que los vio, al igual que yo, pero tenía que hacerlo aunque me doliera, paso el tiempo, me converti en cirujana plastica y me mude a Miami después, siempre pensé en ustedes, siempre los he amado-

Yo me levante y me arrodille enfrente de ella, le tomé las manos y las besé.

-Lo lamento tanto, se lo duro que ha de haber sido para ti- dije yo y unas cuantas lágrimas resvalaron de mis mejillas.

-Perdoname hijo mio- me rogó.

-No hay nada uqe perdonar- la abracé y besé su cabeza.

Todo esto era dificil de asumir para mi, pero lo lograria.

........................................................................................................

Yo cada vez estaba más nerviosa, ya habían pasado más d etres horas y Romeo no regresaba...

-Tu papá estara de vuelta pronto- dije de forma dulce acariciando mi abultado vientre, parecía que tenía un cojin metido en la blusa.

-¿Sabes? Vas a ser el niño más amado del mundo, tus tías te van a  amimar mucho y yo y tu padre daríamos la vida por ti- una sensación de calides me invadio, caminé  a uno de los enormes ventanales y vi afuera, Londres era enorme y mas desde donde yo estaba.

-Soy muy afortunada de haber conocido a tu padre, lo amo tanto que hasta me duele, no sabes las cosas que hemos atravezado, accidnetes, secuestros, el acoso de los paparazzis, pero nuestro amor nunca fue puestoa  prueba, pues nunca dude de ello-

Los ojos se me llenaron de lagrimas al pensar en todos esos momentos que vivimos, sean malos o buenos.

-Yo tambien te amo- murmuro Romeo, asustandome, no lo había escuchado entrar, me rodeo con sus brazos y posiciono sus manos en mi vientre mientras me besaba en la mejilla mirando el mismo panorama que yo.

.....................................................................

Hay que hermosos. miren las imagenes que pondre a continuacion, es como una recopilacion de imagenes que me recuerdan a la historia, ¿A que son lindas?


















 

viernes, 12 de noviembre de 2010

Cap.52

Romeo moviliso a los guardias de seguridad para evitar que Britanny saliera de la estancia, porque vi que Romeo no tenía palabras para hablar con ella de frente, yo baje a la rescepción a hablar con ella.

Ella estaba un poco más relajada y me miró con ansiedad cuando me acerque a ella.

-Lo lamento, es que tiene que comprenderlo un poco- dije con voz de embajadora- Él se ha calmado y dice que lamenta haberle hablado así, él suele ser un caballero, lo lamento, nos gustaría invitarla a almorzar mañana, en la terraza de aquí mismo.

-Esta bien, Sol- me miro tan agradecida y me tomo las manos.

-De nada- le sonreí.

No se porque sabía que ella era una buena persona, será porque sus ojos eran la ventana de su alma, eran tan comunicativos como los de Romeo.

-Nos vemos mañana, ten es mi numero de telefono y el del Hotel- me tendió una tarjeta.

-Esta bien- asentí y ella salió del edificio.

Suspiré que día tan agitado, pero todavía tenía que llamar al Doctor para que supiera las buenas nuevas sobre el bebe.

Subí d enuevo y fui al telefono, llame al doctor y me dijo que siguiera comiendo bien, que si tenia alguna complicación volviera a Italia.

Yo asentí y dije que seguiría todas su indicaciones.

Cuando colgé busque a Romeo por todas partes, en la cocina, en la terraza, baño, hasta que lo encontre la habitación, mirando una fotografia.

Me senté junto a él en la cama y miré la foto mientars lo abrazaba.

-¿Es tu madre?- pregunté.

-Si, ella es Josefina D´luna- paso un dedo por la fina cara de la joven risueña de la foto.

Era de unos enormes ojos cafeses y unos risos espezos y largos.

-Era bellisima- dije yo.

-Si, era la mejor- suspiró.

-¿Tienes alguna de tu padre?- pregunte.

-Si, una familiar- camino hasta el guardaropas donde saco unas cuantas fotos.

Me tendió una.

Era un hombre fornido y alto, con su piel morena y ojos negros brillando, al lado la misma joven y a sus piernas una niña de rulos rubios y ojos azules que tenía un niño sentado en su regazo.

Sonreí, era un bebe hermoso, de ojos color verde y pelo cafe un poco rizado, unos huyuelos marcados en sus mejillas y dos dientitos de procelana.

-Que bonita- dije.

Luego e dio otra, que era de Teresa y él, Teresa seguro tenía una edad de 7 años y él unos cuatro, Terry lo tenía abrazado sonriendo.

Y otra, que era de sus padres juntos, mientras se abrazaban.

-Tu familia era hermosa- dije yo.

-Si, no sabes cuanto los extraño- suspiro.

-Mamá y papá siempre estaban ocupados ya sea con un contrato o caso, o siempre en el telefono-

-Pero siguen aquí-

-Lo sé, se que me aman, pero me hubiera gustado tener hermanos-

-¿Con quien jugabas?- pregunto como si no pudiera imaginarse una vida sin un hermano.

-No jugaba con nadie, era un poco reservada, tenía una muñeca que se llamaba Niki y siempre estaba conmigo, por lo cual los demas se burlaban, así que no hablaba mucho, hasta 5 grado cuando encontre a Norma- le conte.

-¿Desde 5 grado?-

-Si, ella era nueva y era igual de timida que yo, así que nos hicimos muy amigas, le ayude con su ingles y ella me enseño español-

-Ella y Jaime se merecen lo mejor- dijo él.

-Si, me gustaría que Dylan algún día se fijara en ella- suspiré y em puse tensa al tocar el tema- Romeo, yo, bueno, encontre tu diario y allí leía algo que me inquieta.

Él asintió.


-¿Es verdad que Dylan esta enamorado de mi?-


-Si- asintió.


-¿Como lo tomaste?- pregunte.


-Aparte de que quería decapitarlo, bien- sonrió.


-Suenas muy seguro- levante las cejas.


-¿Sabes porque?-


-Dime-


-Por esto- me tomo el rostro y me besó.


-Tus labios, tu corazón me lo dice todo- murmuro en mi oreja.


Me estremecí cuendo me recosto en la cama.


-Te amo- murmure y lo besé.


Pasie mi mano por su espalda y cabello hasta entrelazar mis dedos en su cabello.


-Sole mio- su respiración se entrecortaba.


-Amore-


Sus manos en mi cintura y sus labios eran mi mayor delirió, simplemente perdía la cabeza cuando lo tenía así de cerca.


Desabotone su camiseta hatsa ver su pecho perfecto, puse mi mano en él y él se estremeció como si fuera electricidad.


SI, era electricidad la que corria entre nosotros.

-Jaja, vamos a comer- le dije levantandome.

Él meneo la cabeza y me siguió a la cocina.

Él fue el que hizo la comida, una rica pasta con una ensalada, jugo, frutas y un vaso de vino.

-Oye, a mi me serviste mucha comida y ni la mitad de vino- me queje.

-Tu comes por dos y el vino no es muy bueno- me sonrió.

-Pero me dan unas nauseas terribles- dije yo y era cierto- Además, no tengo mucha hambre.

-Nada, tu tienes que comer- tomó una uva y me la dio de comer.

-Las uvas son buenas para el mareo- sonrió.

-Romeo.....- y mastique la uva.

............................................................................

Me quedé dormida después de desayunar, así que no supe cuando Romeo se fue a encontrarse con su mamá, despuerte en la comoda cama envuelta en una fina sabana  una nota en el espejo.

"Necesitaba ir solo, además te vez hermosa durmiendo"- con amor Romeo.

Suspiré, esperaba que todo saliera bien.

.............................................................................

Estaba llegando al restaurante, allí ya estaba la señora que se volvió cuando entre, el gerente y tres meseros fueron a ver que se nos ofrecia.

-Solo dejenos solos y traiganos dos cafes- dije yo secamente cuando me sente.


Cada vez que me miraba con esos ojos me daba un escalofrio, era mi madre, la madre de Brad y mia.

-Me gustaría saber porque nos abandono- dije yo cuando el camarero se hubo ido cuando dejo el cafe.

La mujer trago saliva, en realidaad era muy nonita, unas facciones finas y sus ojos grandes y enmarcados por unas pestañas negras.

-Yo no los abandone- tomo un trago de cafe- Romeo, yo tenía 17 años cuando quede embarazada, yo los amo Romeo.

-Pero eso no cura que nos hayas abandonado- dije ració a aceptarlo.

-Romeo, yo no tenía otra opción, tu y Brad estuvieron mejor sin mi en su vida, tu eres un heredero y Brad, bueno a su manera vivio una buena vida-movía las manos nerviosamente, ese gesto era igual al mio.

Me dolía el pecho.

-Yo nunca los deje de amar- dijo ella con lágrimas en los ojos, no hay día en el cual no piense en ustedes- saco de su bolsa una pequeña foto, me la tendió, allí había dos bebés sanos y de ojos esmeralda, al igual que la sonriente joven que basaba la cabeza de uno- Al que besó eres tu, siempre se notó la diferencia entre ustedes.

La mano me temblaba cuando le devolví la foto.

-Seguí cada uno de sus pasos, los tuyos siempre fueron faciles de seguir, pues la presa los capturaron todos, los de Brad no tanto, y me dolio mucho saber que los habían separado- se limpio el rostro con una servilleta.

Yo no sabía que decir, porque no podría decirle que el amor de una madre me había faltado porque eso no era así, había tenido una madre maravillosa...

-¿Quien es mi padre?- pregunte.

Ella me miro con los ojos llenos de sufrimiento.


-Romeo, yo fui atacada sexualmente- bajo la mirada mientras que la taza que yo sostenía impactaba contra el suelo...

.............................................................................

New York! se que me tarde mucho jejeje, pero así es como debía quedar!! hahaha me pareció bueno y quiero que sepan que tengo la idea de hacer un fan-fic como ya publique en mi blog Dia a Dia y quiero que ustedes tambien participen.

Solo manden un correo con lo siguiente.

Nombre

Nacionalidad

Edad

Su actor Favorito o amor platonico.

Y la respuesta a la pregunta de ¿Para ti que es el amor?.

Además de una descripsion propia.

Manden el correo a nessie.ague@hotmail.com
A la ganadora le escribire un fan-fic de ella y su estrella favorita :D

Este fan-Fic tambien lo publicare en mi otro blog!! :D

Bueno espero que les guste y que participen!! :D

lunes, 1 de noviembre de 2010

Cap.51

Como era de esperarce los medios de comunicación nos esperaban diciendo que mcuhas personas había llamada diciendo ser las madres biologicas de Romeo, hasta travestis.

Como pudimos llegamos a la limo, la cual nos llevo a el mismo departamento en el cual me habí recuperdo del balazo.

Una chica en la resepcion nos resivio.

-Joven D´luna me alegro que se encuentre usted bien, hay una nujer que esta en la puerta de su apartamento, no pudimos hacer que se moviera, no nos dio su nombre y nos ha dicho que si usted no habla con ella no se movera de ninguna manera- dijo la chica preocupada con su asento britanico.

-Esta bien, muchas garcias- dijo Romeo y subimos al elevador.

Se abrio y la mujer nos miro.

Me quede helada allí mismo.

......................................................................................................................

La mujer trago saliva y movia sus manos nerviosamente mientras observaba al chico alto y fuerte que tenía enfrente.

Era su hijo, por primera vez en 23 años veía a aquel niño hermoso de ojos esmeralda.

Tal vez él todavía no se había dado cuenta de quien era ella, pero la chica que estaba junto él si se dio.

Su reacción fue violenta, se quedo pálida como si ella fuera un fantasma y retrosedio.

Se había dado cuenta del parecido entre ellos dos.

¿Que debía de decir ella ahora? ¿Joven Romeo, yo soy su madre biologica? ¿Lo siento?...

Su cabeza le daba vueltas, era él, era su hijo.

...........................................................................................................

La señora seguía allí mirandonos nerviosa, su estatura era igual a la mia y su pelo color canela estaba cortado a la altura de su barbilla, sus facciones eran finas, joven de seguro, entre unos 40 a 45, mucho mas joven que mi madre.

Pero lo que me hizo saber quien era fueron sus ojos, esos ojos copiados con exactitud de su rostro al rostro de Romeo y Brad, eran los ojos color esmeralda.

Aprete el brazo de Romeo.

Él estaba igual que yo, pálido.

La mujer lo miro y sus ojos estaban llenos de angustia.

-Creo que tenemos algo de que hablar- me atreví a decir con diplomacia- Mucho gusto, soy Sol Forester, prometida de Romeo, ¿Usted es?-

La mujer me miro sobresaltada pero después estiro su mano hasta estrechar mi mano.

-Soy Britanny Phillips- su mano temblaba.

-Romeo, ¿Podemos pasar?- pregunte tomandolo de la mano.

Él asintió y abrió el departamento.

......................................................................................................................

¿Que se supone que debo hacer? ¿Sentirme feliz o enojado? ¿Triste o contento?.

Ella era, lo sabía, pero mis mente estaba llena de preguntas y mi corazón de sentimientos encontrados.

Ella era la mujer que me dio la vida, mi madre.

Madre.

Los ojos se me estaba llenando de lagrimas.

Mi madre era Josefina D´luna, la mujer de rulos largos y castaños con sus ojos cafeses que se preocupaban cada vez que me perdia en el jardin o si me acercaba mucho a algun coche, la mujer que me prodegía en sus brazos cuando tenía miedo, la que me decía, "Vamos Romeo, tu puedes tu puedes ser lo que quieras, Te amo", ella, la que sabíendo que yo no era su hijo me amo como se ama a uno, como amaba a Teresa mi hermana.

Nos miramos fijos en la sala del departamento.

Mi mamá, yo no dejaba de ver su rostro blanco en mi mente, su sonrisa hasta el día en que un accidente me los arrbato, a ella y al hombre fuerte y moreno que fue mi padre.

Mi padre, un hombre sencillo a pesar de ser rico, que disfrutaba de la vida y que me daba animos cuando pensaba fallar, el que me decia " Vamos chico, Besala, no pasa que te de una buena bofetada, pero no te quedaras con la idea de lo que pudo ser",ese hombre honesto y de sonrisa confiable que todo mundo amaba.

-Disculpenme- dije yo levantandome.

No lo soportaba.


..............................................................................................

Mi inquietud se hacía mas grande, quería ir tras él, pero él necesitaba ir solo con sus sentimientos.

-Veo que me he equivocado en venir- dijo Britanny.

-No lo ha hecho, él estaba dispueso a encontrarla, solo qeue sto ha sido muy pronto- dije yo mordiendome el labio.

-Ha sido tanto tiempo- suspiro- Pero se que él me escuchara, su hermano es mas diferente, demasiado terco, siempre era mas inquieto y mateaba demasiado, pero Romeo era tranquilo, sabái qeu eran diferentes desde que nacieron- sus ojos se llenaron de lagrimas.

-¿Quien es usted para hablar así?- la voz dura y firme de Romeo me sobresalto demasiado y el mi pequeño se agito en mi.

Abrí los ojos tan grande, ¿el se había movido, el bebe se había movido, estaba vivo, vivía....

Empecé a llorar, y miré a Romeo, pero él estaba tan enojado.

-Yo...- la mujer estaba desorientada.

-Usted no puede decir quien soy yo o deje de ser, usted me abandono- apretaba las manos en puños y temblaba de pies a cabeza.

-Romeo, escu...

-No escuche usted, nunca la necesite, nunca, tuve una mujer maravillosa como madre, ella si me quería, fue un error haberla querido encontrar para mi, la unica madre que tuve y tendre sera Josefina D´luna- me sorprendí tanto.

Ese no era Romeo, no.

-Lo siento- dijo la mujer hecha lagrimas y salio del departamento corriendo.

Y Romeo se derrumbo, calló de rodillas y sollozaba temblando.

Yo me alarme, apenas dos días había despertado de un coma...

Corrí y me puse a su lado en el suelo.

-Romeo- él me abrazo y lloró en mi hombro.

-Tienes que escucharla- dije- Tienen que hablar, escucharse y decirse todo.

-Me abandono-

-No lo sabes, tienes que escuchar las dos versiones, tu no eres así- le acaricie la cara.

Sus gestos se ablandaron.

-Tienes razón, Sol- asintió- Te amo.

Ahora me puse a llorar yo.

-¿Que pasa?- pregunto.

-El bebé se movió, al escucharte tan enojado se sobresalto, se movio mi amor- dije yo abrazandolo.

Me aparto un poco y puso su mano en mi vientre.

-Lo siento pequeño, ya no volveré a asustarte, sere el mejor padre del mundo, te amo, ati y a tu madre- sus ojos eran ternura.

-------------------------------------------------------------------------------

Un poco intenso el capitulo! jejeje nos vemos el viernes! Gracias por leer!

viernes, 29 de octubre de 2010

Cap.50

-Lamento interrumpir, pero la prensa quiere hablar con Romeo- entro Louse en la cocina.

-Claro, vamos- me tomó de la mano y me arrastro hasta la reja de la casa que estaba llena de camaras y reporteros.

Era la primera vez que me enfrentaba a los medios, a las preguntas y todo, siempre ya sea Dylan, Teresa, Romeo o Louse siempe lo hacian por mi.

Era abrumador tener que hacerlo.

-Romeo, Romeo ¿Como te sientes después de despertar? Ha de ser abrumador sabaer que seras padre- grito una persona.

-No lo és, simplemente soy la persona más feliz del mundo- me tomó por la cintura y me acerco a él.

-¿Cuales son sus planes ahora mismo?- pregunto otro que puso su microfono enfrente de mi.

-Primero dejaremos que nasca el bebe y después nos casaremos- anuncié yo no muy segura de mencionar que Raomeo planeaba buscar a a su madre.

-Yo y Sol nos mudaremos juntos a un departamento en Londres- dijo Romeo yo solo lo miré igual de sorprendida que todos allí- Desde allí buscaré a la persona que me dio la vida- las camaras lo enfocaron- Yo voy a encontrar a mi madre biologica.



La lluvia de preguntas siguió a nuestras espaldas y dos grandotes cerraron la reja.

-¿Nos iremos a Londres?- pregunte.

-Si, allí contratraré a dos nuevos detectives y si es necesario iremos a New York para buscar, Yo necesito encontrarla- me tomó de la amno y caminamos por le jardín.

..........................................................................................................

Dos días después en Florida

La ciudad de Miami era muy calurosa y axficciante, la vida de la ocupada Britanny era muy ocupada en la oficina.

Suspiró mientras dejaaba la taza de cafe y miraba el periodico de ayer, el consultorio estaba un poco vacio y pensaba tomarse el día libre.

Sección Internacional.

Romeo D´luna el heredero de las acciones de la Universidad de Florencia y bastos negocios en Estados Unidos y el mundo a despertado de su largo coma, que después de varios insidentes en la ciudad de New York fue atacado por uan pandilla de bandalos, su hermano que por su parte fue acusado de secuestro, intento de homicidio y violación, Brad, fue el donante de la sangre que lo salvo.

Es una gran ironia ya que él mismo hermano gemelo de nuestro italiano favorito secuestro a su prometida, Sol Forester y la cual casi muere de deshidratación.


Ahora nos han desatada grandes declaraciones sobre su futuro hijo y matrimonia así igual la desición de vivir jutnos apartados de la casa D´luna en Florencia Italia.

La dramatica historia no termina aquí, pues asegura el joven empresario de 23 años que esta dispuesto a encontrar a su madre biologica.

¿Quien sera ella?, ¿Como trama encontrarla?.

La joven pareja no ha dado detalles de ello, solo esperamos una respuesta de su parte además de los detalles de su futura boda, al igual que la de su hermana Teresa D´luna y el joven profesor Louse.

Ya no logró leer más, las manos le temblaban y los ojos se le llenaba de panico.

Los gritos todavía se arraigaban en su mente, cuando ella apenas tenía 17 años, y un futuro brillante con la carrera de Medicina en Harvart.

El dolor y la desesperación de escapar de las garras de aquel demonio que le estaba rrebatando todos su sueños con una de las covardias más bajas que puede cometer un hombre.

Ella, sola, con una mamá paralitica y su padre drogaticto había logrado sacar adelante a toda su familia en pedazos, ganando una beca por sus calificaciones y logrando así els ueño de estudiar.

Pero después de aquella noche fatal, todo había cambiado, pues el periodo mensual no llego jamas, después de entero de que esperaba un hijo.

No solo un hijo, sino dos, los cuales amaba.

Los ojos se le empañaron de lagrimas mientras cerraba la puerta de su consultorio y le decia a la secretaria que canselara todas las citas.

Estaba dispuesta a tenerlos, pero si la universidad se enteraba que estaba embarazada le retiraria la beca y para el colmó de las cosas, la despidieron de su trabajo como cartera.

-Yo amaba a mis hijos- dijo en voz baja, sollozando mientras las lagrimas caian sobre la cara sonriente del guapo muchacho que sonreía a las camaras, aunque la foto no estaba a color ella sabía el color de sus ojos, el mismo color de ojos que ella tenía.

Ella conocía esos ojos, sabía quien era quien, sabía que Brad era muy inquieto, pues siempre la pateaba dentro del vientre y le dolía que hubiera terminado en la carcel.

Sabía que Romeo haría cualquier cosa por la persona que amaba, porque siempre había sido tranquilo.

Pero ella no podía darles el futuro que ellos merecían, el maldito que la violo la presionaba para que los abortaba, así que huyo a Oregon, donde tuvo a sus hijos.

-Son dos niños- había dicho el doctor y el llanto había invadido la sala de parto.

El llanto de los presiosos niños de ojos color esmeralda.

Pero tomo la desición correcta, ella nunca penso que los niños serían separados a la hora de ser adoptados.

Pero tomo la desición correcta, pues Romeo era un hombre importante y nunca le falto nada y Brad aunque tomo el camino diferente, nunca la necesito.

Pero ella si los necesitaba.

No se volvió a casar, ni a tener hijos, siempre pensaba en sus hijos, en los gemelos, solo supo que una familia había adoptado a Romeo que después se lo llebaron a Italia.

Ahora ver lo que habian hecho con su vida y que uno de ellos la estaba buscando la hacía sentir más miserable que nunca.

El mercedes que tenía estacionado enfrente del consultorio, el mismo consultorio tan lujoso y su departamento no valian nada.

No valian nada porque sus logrós los había hecho por ella no para los seres que debieron estar junto ella.

Los seres por los cuales no tuvo el valor de luchar.

Los chicos que crecieron lejos de ella, un exitoso hombre, heredero de grandes fortunas y un chico normal que a pesar de tenerlo todo siempre tuvo envidía de su hermano.

-Señorita Burton- tocó la secretaria.

-Hoy no quieor ver a nadie- dijo ella limpiandose los ojos empañados de lagrimas.

-Esta bien- dijo la secretaria retarandose.

Pero ella no podía llamar y decir.

"Yo soy la madre bilogica de uno de las personas mas importantes de Europa, fui violada a los 17 años y no sabía que ahcer, perdoname Romeo", no podía hacer eso, simplemente no se merecía siquiera llamarlos hijos.

............................................................................................................................

Dylan nos habái prestado su departamento en Londres así que como yo ya tenía las maletas hechas, solo Romeo empaco sus cosas y nos subirmos al avion provado D´luna.

-No debimos dejar a Louse y Teresa en la casa solos- dije yo medio en broma.

-Louse no quería dejar sola a Teresa y ella no puso objeción- se encogió de hombros- ademas esta Dylan y Norma.

-Bueno, eso no detiene a una pareja enamorada- dije yo poniendome roja.

-Umm, a nosotros no- dijo atrayendome a su pecho besando mi cuello.

-Basta-. dije yo mientras sentía ele scalofrio bajar por mi espalda.

-No quiero. dijo bajando a mi hombro.

-Nos va a mirar las asafatas-

-No me importa- dijo.

-Estoy embarazada-

Él se aparto un poco y miro el pequeño vulto de mi vientre.

-No me impide comerte a besos- dijo el besando mi codo.

-Romeo- dije yo.

-Esta bien- dijo él cruzando los brazos.

-Portate bien- le regañe.

-Claro, amntendre las manos quietas-

-Esta bien- asentí y ahora me tocaba a mi.

Puse mi mano en su mejilla y le bese la mandibula, hasta subir a su oreja, allí se estremeció logrando la reacción que yo quería.

-Sol-

.Manten las manos quietas- dije yo riendome contra su cuello y el sexy bello de su barba descuidada.

Besé su nariz y la base de sus labios si llegar a tocarlos siquiera, el gimió molesto por no poder lograr su cometido, mientras yo lo torturaba.

Y le di un besito en los labios retirandome y sentandome como si no hubiera hecho nada.

-Espera- dijo el frunciendo el ceño- Me hiciste esperar tanto para ese bestito.

-Claro- me reí.

-Pues esto no queda así- descruzo las manos y me tomó el rostro mientras yo reía como una niña.

........................................................................................................................................................

En lo particular nunca había escrito así, como que la adolescencia me esta llegando, pero creo que ya me afecto la clase de sexualidad introductoria que nos dieron este semestre en la prepa, si mi maestro leyera esto diría que es una forma de expresar mi sexualidad mediante bla bla bla.

Jajaja, bueno no lo crean porque si expresara mi sexualidad mediante esto sería demasiado aburrido, pero ahí que tomar en cuenta que Sol y Romeo ya no son adolescentes y que pues como cualquier persona de su edad bla bla, ya saben a lo que me refiero.


Jajaja, en especial me gusto este cap, puse esta parte de la mamá de Bard y Romeo en tercera persona porque me pareció lo mas apropiado.

Además me gustaría decirles algo, ustedes pueden expresar su opinion libremente de cualquier tema, ya sea que no les guste el fondo o la musica sin miedo de que me enoje, yo no soy así y no lo tomo como critica, porque se que no lo es.

Las quiero chicas.


:D


Ya es el capitulo 50!! Gracias a todos que han seguido esta historia, como Rosebelle, Xcaret Maga, y a los que se integraron despues pues son importantes para mi!



lunes, 25 de octubre de 2010

Cap.49

El doctor lo revisaba mientras que yo me consumia de la angustia.


-ÉL estara bien, solo debe de hacer las cosas más lentamente por esta semana, alguna incomodidad o problema llamenme- luego me miro a mi.

-¿Como se ha sientido?¿Piensa que estara bien quedandose?- me mordí el labio, yo no quería preocupar a Romeo.

-'¿De que esta hablando el doctor Sol?- pregunto,

Yo mire a todos allí presentes que me miraban con preocupación y compasión.

-Verasm yo, bueno, estem, mi embarazo es de alto riesgo y el doctor me recomendo alejarme del ambiente en que vivía para ver si el feto reaccionaba y empezaba  a crecer de nuevo- las palabras se atropellaban unas con otras que apenas me pude entender yo, pero Romeo abrió los ojos muy grandes y después miro al doctor.

-Pero ellos estan bien ¿Verdad?, ¿Hay algo que yo pueda hacer?- pregunto realmente alterado.

El anciano doctor le sonrió y después a mi.

-Con solo haber despertado hiso mucho mi querido joven- le dio unas palmaditas en el brazo y se despidio de todos.

-¿Romeo?- pregunto Louse- '¿Te parece si salgo a hacer una declaración publica? los reporteros estan a punto de saltarse la barda- dijo mirando a la puerta.

-No te preocupes, haslo si quieres- le dedico una enorme sonrisa.

Louse beso tienramente a Terry en la frente y salió para enfrentar al mar de camaras y preguntas.

-Me gustaría presentarte a mi hijo- le dijo animada Norma rompiendo el silencio de la habitación.

-Claro-

Ella se dirigió a la puerta y le hablo, el pequeño niño apareció, con sus ojos negros enormes.

-Ven acá pequeño- le animo Romeo- Tu debes de ser Jaime.

El niño le sonrió.

-Y tu debes ser Tio Romeo- dijo el niño poniendose enfrente de él.

-Claro, tu Tío Romeo-

Yo me reí cuando el puso al niño junto a él en la cama y empezo a jugar con él.

Me empecé a sentir mareada y un poco confusa, me llevé la mano instintuvamente al vientre, Romeo me miro en ese momento.

-¿Que pasa Sol?- dijo preocupado.

-Nada- dije sofocada.

-Se que te pasa algo- hizo ademan de levantarse, aparto a Jaime a un lado y se levanto.

Era la primera vez que se levantaba en meses.

-Cuidado- dije yo.

-Estoy bien, además necesito ejercitarme, ¿Estas bien? Estas muy palida ¿Ocupas un doctor?, ¿Llamo a la ambulancia?- movia sus manos nerviosamente a mi alrededor mirandome con sus ojos verdes asustados- ¡Por el amor de Dios! ¡Dime que tengo que hacer!- grito exasperado.

-Tranquilizate Romeo- le puse mi mano en la mejilla-Estoy bien.

Tomó mi mano y la besó.

-No quiero que te pase nada, no estoy dispuesto a perderte otra vez- murmuro.

-Estaré bien- dije- Ahora ire a la cocina a cocinarte un rico desayuno- entrelazo los dedos en los mios y caminamos a la cocina.

Lo primero que hice fueron jugos de naranja recien exprimida, eso me ayudo a que el mareo se pasara un poco, le serví uno a él y empecé a hacer un rico omelet de huevo.

Solo podía sentir su mirada clavada en mi espalda.

-¿Sabes?- empezo a  decir- No tenía idea de que alguien aun en coma pueda tener el espiritu inquieto-

-¿A que te refieres?- pregunte consentrada en mi omelet.

-Estar en como no significa que estes muerto, yo me sentía atrapado en mi propia mente, todo era negro y no podía sentir nada más que no fuera panico, al principio pense que estaba muerto, pero esperaba verte atí extendiendo tus brazos, el unico cielo que anhelaba, pero no, todo era obscuro y supe que no estaba en el cielo, sino en el infierno- mi corazón cada vez se encogía más al escucharlo- Pero sabía que tenía que despertar.

-Gracias a Dios lo hiciste- saqué el huevo de la sarten y lo puse en un plato de porcelana.

-Gracias- me acaricio la mano, yo me senté y lo vi comer.

-Te extrañe- dijo cuando termino de comer- Sentía que lo unico que quería era no haber nacido, era el dolor más grande que había sentido.

-Romeo- dije yo, pero él tenía que desahogarse.

-Estabas allí, pálida, indefensa como un siervo en las garras de un leon, yo lo unico que pensaba era en que estuvieras bien y cuando el doctor salio y dijo que habías muerto, solo busque la salida facil- me miro a los ojos y me tomo de las manos- Pero ahora estas bien y yo igual, tendremos muchos hijos y la mas grande de las bodas.

-Si mi amor- le besé la nariz y él me dio su sonrisa.

-¿Pero qeu le pasó a Brad?- pregunto.

-En realidad no lo sé- dije yo.

-Él esta en la carcel de Virginia- dijo Dylan entrando en la cocina- Necesito que sepas algo- dijo mirando con gravedad a Romeo.

-Dilo entonces- le respondió él.

Yo lo miré un poco asustada, recordando lo que había en el diario de mi prometido.

-Tu sangre no fue facil de conseguir y el donante quería qeu su nombre no se conociera hasta que tu despertaras- Dylan me miraba con atención estudiando mis gestos los cuales yo mantenía inescructables.

-Yo se quien es- dijo él.

-Lo sé, pero Sol no-

-Entonces expliquenme- no me gustaba enterarme de las cosas a ultimo momento.

-Los gemelos poseen una buena cantidad de sangre compatiblee entre sus organismos, así la sangre es mas facil de aceptar si viene de uno de ellos- me explico.

-Así que Brad dono parte de la suya para salvarme- puntualizo Romeo.

Yo me quedé pasmada allí, y un poco molesta, demasiado para decir verdad.

Yo no quería que Romeo tuviera algo de ese desgenerado en su interior.

-Se lo que piensas Sol- Romeo me acarició el brazo- Pero si lo piensas es lo mismo.

Eso era cierto, Roemo y Brad eran hermanos gemelos, no podían compartir mas genes, su misma sangre corría por sus venas.

Me reí como una loca.

-¿Que pasa?- preguntaron los dos extrañados.

-Parecería que tu y Brad se dividieron en la maldad y el bien, tu el bien y él el mal.

Romeo me sonrió pero en sus ojos había una nota de tristeza.

-Dylan, ¿Nos dejarías solos un momento?- pregunté yo.

Él asintió y salió de la cocina.

-Cuentamelo- dije yo.

-Brad es mi hermano, el unico hermano que tuve, aunque él no quisiera reconocerlo, y aunque me haya hecho lo peor para herirme, yo lo quiero- pusé mi mano en su mejilla.

-Tienes el corazón más noble que conosco- dije yo y me incliné para besarlo.

Me sentía en las nuves y suspiré profundamente en sus labios de petalo de rosa, tan suaves, me beso tan tiernamente que los ojos se me llenaron de lágrimas.

No quería que me dejara de besar nunca, quería ser eterna junto con él y poder quedarnos así por horas.

-Pero posiblemente tenga más hermanos- dijo cuando nos separamos.

-Posiblemente- fruncí el ceño.

Nos quedamos en silencio.

-¿Mi amor?-

-Si, Mi amor- respondí.

-Voy a buscar a mi verdadera madre- su desición estaba tomada.


.........................................................................................................

Bueno, eso no estaba en mi plan, bueno en realidad la historia ya debía haberce acabado.

Pero ahora no tengo planes de ahcerlo así que disfrutenla!!!

Los quiero un montón.

 

domingo, 24 de octubre de 2010

Hola mis lectores!!

Bueno, me gustaria compartir con ustedes la renovación de uno de mis blogs, el cual no usaba y ahora he escrito en el el nuevo cap de mi nueva novela, Había una vez... así se llama, me gustaría que visitaran el blog y me dejaran su opinion en un comentario!!
Es algo muy importante para mi!!

Los amo.

Aqui les dejo el URL

http://you-and-i-our-love.blogspot.com/


Prometo publicar pronto! solo quiero que el proximo cap sea especial!!

Los amo amo amo!!

lunes, 18 de octubre de 2010

Cap.48. En sus brazos

-Sol- escuche la voz de Dylan llamarme.

-¿Que pasa?- me volví a él.

-Romeo, creo que esta despertando- grito.

Solté la maleta y fui al cuarto que hace un momento había dejado.

Caí de rodillas a su lado mientras el momento mas milagroso que había presenciado, los hermosos ojos de Romeo abriendose por primera vez en tres largos meses.

-Romeo- empecé a llorar.

Él miro el techo y parpadeo un par de veces, después me miro y sonrió.

-Estas viva- estendio una de sus manos y toco mi mejilla.

Y los ultimos meses desaparecieron como un horrible recuerdo.

-Si, mi amor, estoy viva y estoy aquí por ti- besé su mano.

-Sol, te había perdido- dijo como si yo fuera un fantasma.

-Aquí estoy Romeo-

-Eres real- acariciaba mi cara como si esperara que me desvaneciera en el aire.

-Si, Tu te recuperaras y seremos una familia- sus ojos se desorvitaron un poco sorprendidos.

-¿De que hablas?- pregunto.

Miré al rededor y Dylan no estaba, seguro nos dio privacidad e iría a buscar a los demás.

-Romeo yo, yo estoy embarazada- le había confezado.

Él corazón de mi amado empezo a palpitar mas fuerte y se puso pálido...

-Romeo ¿Estas bien? Dylan llama al doctor- girté toda preocupada.

-No estoy bien, es solo que...Un hijo, nuestro hijo, Oh mio amore- trato de incorporarce, pero hizo una mueca.

-No amor, descansa- le recoste sobre las almohadas.

-¿Desde cuando Sol?, ¿Estas bien?, ¿Has comido bien?- sus ojos eran unas hermosas esmeraldas brillantes- Oh Sol estoy tan feliz.

Le sonreí y supe que no podría decirle que estaba en alto riesgo nuestro bebe y que por eso me marchaba para Verona, pero ahora que él había despertado no sería necesario, aun así no le dería la verdad.

-Si Romeo, yo también y ahora que estas de vuelta- "superaremos esto" pensé y me trage esas palabras- Todo será mejor.

Me incliné y el tomando mi rostro como tantas veces lo había hecho, me besó, yo me sentí la mujer mas dichosa del mundo, me sentía tan feliz y completa que las lágrimas se resvalaron por mis mejillas hasta que se juntaron con las de él que no me había dado cuenta estaba llorando.

-Sole mio, no llores- me seco las corriente de agua con su dedo pulgar.

-Te he extrañado tanto- solloce- Me moría a cada momento, al verte así, Romeo- él me hizo un campo en la cama y yo me acorruque a su lado, él me envolvió en sus brazos y suspirp contra mi cuello.

-Yo, Sol, pensé que habías muerto, al verte pálida y tan delgada en mis brazos, con tu corazón indispuesto a luchar, y cuando el doctor salio y dijo eso, Oh, se me hace imposible tenerte en mis brazos, ¿Que hice para merecer el cielo?- me besó el cuello haciendome suspirar.

-No estas en el cielo, pero es mejor tenerte ahora así, junto a mi- me volví a él para besarle los labios, esos labios que nunca me cansaría de besar- Estoy aquí, no me iré a ningun lado sin ti.

-Pero tu habías muerto- dijo.

-No digas nada, solo mirame a los ojos- le rogé.

No había estrellas más hermosas que sus ojos, ese verde esmeralda que era solo mio, me acurruque en su pecho, escuchando su corazón latir a el ritmo del mio, así de sercas, nuestras respiraciones juntas, dandonos calor el uno al otro.

Al fin, allí estaba, entre los brazos del unico hombre que podría amar, el unico que me había amado con tanta intensidad que el sol parecía una estrella en comparación a la luna en una noche tan obscura.


La noche había terminado, mi vida, mi sol había despertado..

Entendí que las cosas irían bien, que allí estaba segura, no importaba si estaba en medio de una guerra mundial, si estaba en los brazos de Romeo no le temía a nada.


....................................................................................................

Lo que tanto querían y esperaban!!

NUESTRO ROMEO A DESPERTADO!!

es que simplemente no podía matarlo, no podía hacerle algo! es tan hermoso!

T_T

Visiten mi otro blog!

http://vive-juega-respira-disfruta.blogspot.com/

jueves, 14 de octubre de 2010

Cap.47.

-Hoy tienes que ir al medico- me informo Dylan- Te llevaré.

-¿Hoy?- pregunte mirando el vulto que era mi vientre.

-Si y en media hora, me ha llamado- dijo tomando las llaves de algún auto.

-Esta bien- suspiré y me levante del sofá, le di un beso en la mano a Romeo y salí de su habitación.

Me ponía cada vez mas deprimida, en primera por la situación de Romeo y por los cambios hormonales que estaba sufriendo.

Entramos al auto y salimos a el consultorio del doctor.

..........................

-¿Todo esta bien?- pregunte con ansiedad mirando al doctor que miraba a su vez el monitos del eco.

Menio su canosa cabellera y miro a Dylan.

-¿Ha estado comiendo bien?- le pregunto.

-Si-

-¿Sometida a ansiedad o presión demasiado fuerte?- cada vez me agitaba más.

-El padre del bebé esta en coma- respondió Dylan.

-Esto no esta bien- murmuro volviendo su atención al monitor.

-¿Doctor?- pregunte de nuevo- ¿Pasa algo malo?.

-Al parecer comparado con el eco que hice hace dos semanas, el feto no ha crecido nada- dijo muy serio.

-¡¿Que?!- exclame...

Mi bebé no, no me podían arrebatar todo...

-Expliquese Doctor- le exigio Dylan.

-Mis preguntas se dan a que cuando la madre esta sometida a mucho estres o en depresión el cuerpo manda mensajes y hace que dentenga el desarrollo, puede ser dos etapas, primera el niño detiene el desarrollo por un tiempo y después lo reanuda o simplemente se suspende y el feto.....- El Doctor se trago las palabras.

El feto muere...

No, mi niño no...

-No, Doctor, hare lo que tenga que hacer- dije llorando.

-¿Que es lo que se tiene que hacer?- pregunto Dylan con la sombra en sus ojos.

El doctor camino por toda la habitación.

-Un retiro, es decir algo así como unas vacaciones, ella necesita alejarce de todo aquello que le este causando la depresión o el estres- dijo al fin el doctor.

Estaba diciendo que tenía que alejarme de Romeo, de mi casa, de mis seres queridos...

-No puedo hacer eso- murmuré.

-Lo hará, yo me encargare de eso- dijo Dylan solemnemente.

Lo miré extrañada...

Él trato de infundirme valor con sus ojos negros, e increiblemente lo logro.

Tenía que sacrificar algo por mi hijo, por le hijo de Romeo, por el heredero D´luna.

Y por mi, por mi propio bien.

Asentí y suspiré, mi hijo debería estar bien.

¿Pero a donde me iría?  No quería irme demasiado lejos...

-¿Como esta el joven Romeo? ¿Han notado algo?- pregunto el doctor.

-No, aun no- dije agachando la cabeza.

Suspiré, Romeo, ¿Como podría dejarlo así en este momento?...

-Bueno, Señorita D´luna, la veré en 15 días y veremos que pasa- así dio por terminada la cita con el doctor.

..........................................................

-No me puedo ir Dylan- casi chille cuando regresamos a casa.

-Nosotros cuidaremos de él, no haras nada si estas aquí, te harás daño a ti y a el pequeño-

Suspiré, él tenía razón.

-¿Pero a donde me iré? Además ¿yo sola?-

-Claro que no, Norma y Teresa se irán contigo, yo me quedaré a cuidar de Romeo, él estará bien-

-Aun así ¿A donde iré?- aun tenía esa esperanza.

Pero se me olvidaba con quien estaba tratando, con Dylan D´luna, los D´luna podían hacer casi todo, todo lo que pudiera hacerce con el dinero..

-Tenemos una pequeña casa, a menos que te quiera ir a Londres a mi departamento-  sonrió.

-No claro que no- me apresure a decir- ¿En donde esta la "pequeña casa"?- dije sin ganas.

-Verona- sonrió más ampliamente.

............................................................................

Dylan estaba rreglando todo para mi partida esa misma tarde, Verona se encontraba a 230 km de Florencia, Norma estaba empacando para dos semanas y yo simplemente miraba el rostro de mi amado.

-Nos iremos a Verona- reí amargamente- He estado aquí por más de un año y contigo y nunca hemos ido a Verona, donde Romeo y Julieta vivieron su historia- las lágrimas salian- Yo me iré por unos días, pero me duele dejarte, separarme de ti, pero es por el bien de nuestro bebe, me hubiera gustado recorer las calles de Verona de tu mano, sintiendome la mujer mas dichosa, viviendo mi propia historia con mi propio Romeo.


-Sol, ¿estas allí?- pregunto la voz de Dylan.

-Si, aquí estoy- suspiré.

-Es hora de irnos- dijo él asomando su cabeza por la puerta.

-Si ya vamos- conteste y le trate de sonreír.

Besé a Romeo en la frente.

-Nos vamos a Verona-murmuré- Romeo ti amo con tutto il cure.

.......................................................................................................

Bueno umm estoy muy triste por eso, jejeje.

Pensé en Verona porque una de mis amigas de casi toda la vida aca de regresar de su viaje por Europa y me a regalado un lapiz y un ceparador directamente de Balcon de Julieta pues ella sabe que amo escribir y leer..

Gracias Bri! jajaja.

Lamento no publicar se me fue la inspiracion jejeje :S

martes, 12 de octubre de 2010

FACE DE MIS BLOGS!!

Bueno he hecho un nuevo face para mis sefuidores y amigos en mis blogs! Busquenme como Alex medina o yo las busco a ustedes solo diganme como! jejeje!! espero su respuesta!

jueves, 7 de octubre de 2010

Cap.46

-No sé, solo se que el cariño y la admiración fue creciendo, memorice cada uno de tus gestos, como torcias los labios cuando te enfadas, como tu frente se arruga cuando piensas y la forma en que tus ojos brilla cuando estas con Romeo- dijo mirandome con atención.

Yo no sabía que decir, él era una persona muy especial para mi, no podía terminar una realcion de amigos como así, yo le tenía un cariño enorme...

Suspiré.

-Dejemoslo así, tu yo nunca hablamos de esto- al fin me decidí a decir.

-Claro- y me sonrió como cuando me decia "Todo estará bien".

Salió de la habitación y yo me recoste en el sofá de nuevo, tomando el libro en mis manos.

Hojie el diario hasta que una frase me llamo la atención.

La noche de ayer fue especial y magica, la expresión maxima de amor más puro que se puede tener, cuando te entregas en cuerpo y alma a una persona, cuando sabes que es la indicada y que sabra cuidar de ti.

Esa confianza me a dado Sol, se ha entregado a mi, acaricié cada centimetro de su cuerpo, su piel era seda, tan delicada y fina, suave, como siempre había pensado, me dio lo más precioso de los regalos, y yo la amo tan locamente como nunca.


Me ruborice de inmediato, recordando hece día hace medio año...


No tenía bien los detalles de como llegamos a eso, solo era conciente de la presión del presioso cuerpo de Romeo contra mi, cada detalle de su piel, sus musculos y su dorso, sus ojos esmeraldas mirandome con adoración mientras yo temblaba nerviosa y emocionada, él era la persona con la cual perdería mi virginidad y no tenía miedo, sabía que él no me dejaría, que estaría conmigo para siempre...

Recuerdo la verguenza que me daba cuando el me miraba a los ojos y me decía que era la cosa más hermosa que había en el mundo, la piel se me ponia de gallina cada vez que sus manos recorrian mis brazos, fue le experiencía más hermosa.

Los ojos se me volvierón a llenar de lágrimas, pero me trate de convencer de que él seguía vivo, el pip pip del monitor me lo decia...

Si alguna vez cometí algún pecado capital lo estaba pagando.

No podía vivir de recuerdos, necesitaba salir, necesitaba distraerme y estar mejor, por Alessandro, por Romeo, por mi...

Pero Dylan me había advertido de no salir sin protección o en su compañía, ahora que tenía un heredero en mi vientre era mucho más peligroso.

Bueno estaba recluida a voluntad y necesitaba algo que hacer, así que guarde el diario en su lugar y salí al patio.

Allí las risas de Norma y Jaime estaban ivadiendo el lugar, habían apilado las hojas que caian de lso árboles ya de un color rojizo a causa de la llegada del otoño y el pequeño niño de pelo negro saltaba a las bullidas hojas desparramandolas a todos lados.

Yo llevaba un abrigo y unas botas, pues estaba haciendo frió, metí las manos a los bolsillos y le sonreí al niño que me había visto venir.

-Hola, cariño- le dije abrazandolo.

-Tía Sol- me saludo Jaime.

Él siguió con su juego y yo me acerque a Norma.

-Lo había extralado tanto- murmuro.

¿Norma seguiría enamorada de Dylan?...

Preferí no decirle nada del tema por temor a que ella se sientiera herida.

-Si, es un niño hermoso- le dije.

-Así será Alessandro ya lo veras- me sonrió.

 Me miro con más atención y frunció el ceño.

-Has estado llorando, ¿Verdad?- me acuso.

-No he podido evitarlo-

-Sol, te va a hacer daño, mira ya estas pálida y muy delgada- dijo con desaprovación.

-Lo sé, comeré bien, te lo prometo- me abrazo porque seguro escucho mi voz quebrada.

Yo me aferré a mi amiga, a mi hermana, porque estaba perdiendo a Romeo, lo estaba perdiendo aunque el estaba allí, en cualquier momento algo podía fallar.

Entramos a casa porque a Jaime le etsba dando hambre al igual que a mi....

-Señoritas, ¿Que puedo hacer para ustedes?- pregunto la cocinera cuando entramos a la cocina.

-Georgina, te agradecería mucho algo de pollo- le sonreí y ella asintió.

La comida italiana era especial, siempre me había gustado y Georgina seguro era una de las mejores cocineras, una señora de pelo plateado y de un caracter muy maternal.

Nos sentamos en la sala a esperar la comida, ensendimos la enorme pantalla plasma que estaba enfrente y lo primero que vimos nos llamo la atención.

-Una de las familias más renombradas de Florencia esta pasando por una de las peores crisis después de la muerte de los Señores D´luna, pues su hijo el menor y más encatados de Italia, Romeo D´luna, esta en estado de coma, después de ser atacado por una pandilla en las calles de New York, cuando su prometida y chica más envidiada de todo el pais, Sol Forrester fue rescatada de un secuestro que duro más de un mes, los rumores de que ella espera un hijo y de que la boda de la Señorita D´Luna con el maestro de literatura Louse Gregory es retrasada hasta nuevo aviso- decía la morena de la televisión.

Estaba fuera de el campus de la universidad...

-Allí viene- grito el camarografo y muchisima gente se arremolinio enfrente de Terry, la cual estaba junto a Louse saliendo de la universidad.

-¿Señorita D´luna? ¿Es verdad lo de el embarazo de la prometida de su hermano? ¿Que piensa al respecto? ¿Que hay acerca de su boda? ¿Porque la pospone?- ella se paro en seco, miro a las camaras y todos los reporteros extendierons su microfonos a ella.

SU mirada estaba triste...

-Si, el embarazo de Sol es cierto, estan esperando un bebe, pienso que es una noticia maravillosa en medio de tanta desgracia, nuestra boda-miro a Louse con amor y ternura aprentando su mano contra su hombro- esta suspendida por tiempo indefinido, porque, ¿Todavía preguntan porque? Porque si Romeo no despierta, no habrá nadie que me entrege en el altar- dijo y solo yo supe la tristeza que tenía en su voz y como luchaba para no soltar el llanto alli mismo, siguieron maminando con una abalancha de preguntas y fotos detrás.

¿Por eso es que Dylan no quiere que salga? ¿Por ser acosada de tanto estres?...

......................................................................................

Ummm jajaja...